Inicio / Blog / Silicon Valley entra a Cuba
Imagen de Niurbys
Niurbys C. Guerra
Technical Writer
6 Mayo 2017
Silicon
Valley entra a Cuba

Entre las compañías norteamericanas que han tomado posición para un acercamiento a Cuba se encuentran los agigantados de Silicon Valley: Google, Apple y Netflix

Body: 

En el nuevo contexto de la realidad cubana, desde el restablecimiento de las relaciones diplomáticas con el gobierno de los Estados Unidos, marcado por un diferendo que ha comenzado a limar sus asperezas, múltiples empresas estadounidenses han mostrado su interés por la inversión en Cuba. Sobre todo aquellas compañías que conforman las directrices que hasta la fecha se han autorizado, especial énfasis merecen las pertenecientes a la rama de las Telecomunicaciones.

Entre las compañías norteamericanas que han tomado posición para un acercamiento a Cuba se encuentran los agigantados de Silicon Valley: Google, Apple y Netflix. ¿Qué nos ofrecen? Para la comunidad de informáticos significa un avance en el incremento paulatino del acceso a Internet, lo que incluye el empleo de herramientas, repositorios y la viabilización de los procesos de  desarrollo de disímiles software; para el resto, los que apuestan por la informatización de la sociedad, forman parte del aumento de su capacidad cognoscitiva o de ocio.

Hasta la fecha Apple sólo ha informado que parte de sus productos y de su software, (sin precisar cuáles) podrán legalmente exportarse a la isla; así como Netflix anunció que prestará sus servicios para los cubanos. En cambio de Google ya resulta palpable la presencia de sus productos y servicios, tales como: acceso a Web Store, Play Store, instalación del navegador Chrome, versión sin costo de Google Analytics y recientemente ya se encuentra el servicio activo y disponible de Google Global Caché con servidores en la mayor de las Antillas. Además compañías de telecomunicaciones como: AT&T y Sprint brindan servicios rooming, facilitando la conectividad de los usuarios de sus redes en Cuba.

Nos enfrentamos a una débil infraestructura de banda ancha, métodos de pagos internacionales complejos, en el sentido de que la mayoría de los cubanos no posee acceso a tarjetas MasterCard o AmericanExpress, alta tarifa del servicio de navegación internacional de Nauta y un marco legal que debe ser actualizado, basado en el momento histórico y concreto que vive el país, a tono con el escenario internacional.

Tenemos grandes retos y metas por alcanzar, sin embargo pensemos en lo que se ha logrado y el trayecto resultará apacible. Hemos ganado en confiabilidad de los productos, pues anteriormente había que solicitarlos mediante terceros, proxies anónimos entre otros. En capacidad y tiempo de respuestas de los servicios, ejemplo: búsquedas de Google, videos de YouTube, facilidad para la adquisición de aplicaciones para SmartPhone, sistemas, navegadores, así como la posibilidad de que desarrolladores cubanos puedan interactuar con potentes herramientas como Google Analytics.